Concejo Municipal aprobó recursos para programa de prevención y reinserción social infanto-juvenil

 
El programa Lazos, desarrollado entre la Municipalidad y la Subsecretaría de Prevención del Delito, atiende a niños, niñas y adolescentes que por primera vez han cometido una infracción de la ley.


Por mayoría, el Concejo Comunal aprobó la continuidad para este año del programa Lazos, acción cuyo objetivo es la prevención y reinserción social de niños, niñas y adolescentes entre 10 y 17 años.

Durante la última sesión, los ediles aprobaron que el alcalde Gerardo Espíndola pueda suscribir convenio de transferencias de recursos entre la Subsecretaría de Prevención del Delito y el municipio, lo que prolongará la iniciativa que el año pasado ayudó a 54 familias de nuestra comuna.

Al respecto, el alcalde Espíndola expresó estar “contento con la aprobación del Concejo de este convenio, de uno de los programas quizás menos visible, pero con mayor impacto en la vida de muchas familias, de muchas personas”.

Según explicó el jefe comunal, el programa “busca a estos adolescentes, estos jóvenes que cometen por primera vez una infracción de la ley se rescatan y se evita que en el fondo caigan en una espiral de la delincuencia, de la violencia, de la deserción escolar, del abandono del hogar”.

La terapia multisistémica tiene como objetivo principal realizar terapias familiares con los niños, niñas y/o adolescentes intervenidos por el programa, sumando a sus padres, a tutores legales o cuidadores. De este modo, se busca fortalecer una serie de valores necesarios para enfrentar la vida, sacándolos de las malas prácticas que puedan desencadenar un futuro oscuro para ellos

El año pasado, la terapia multisistémica dejó 54 familias atendidas, de las cuales 96 por ciento de sus jóvenes continúan viviendo en el hogar, están sin nuevos arrestos y asistiendo a escuelas, liceos o colegios.

Para este año, Lazos pondrá en marcha el Programa de Parentalidad Positiva, que sumará una dupla compuesta por un coordinador y un facilitador para prevenir y tratar problemas de comportamientos sociales y emocionales de niños, niñas y adolescentes, a través del fortalecimiento del conocimiento, habilidades y confianza personal de padres, apoderados o cuidadores.

×